Energía Solar: Térmica y Fotovoltaica

Energía solar es la energía obtenida mediante la captación de la luz y el calor emitidos por el Sol. Es una de las llamadas energías renovables no contaminantes, conocida como energía limpia. Además la captación es directa y de fácil mantenimiento, por lo que el gasto para el usuario sería el gasto de instalación que a lo largo del tiempo es cada vez menor, por lo que ya no nos no resulta difícil ver las placas solares en la mayoría de las casas. Es habitual encontrar sistemas de energía solar en Málaga,  Torremolinos, Benalmádena,  Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, etc. debido a las condiciones de luz y clima de la Costa del Sol.

El uso más extendido en instalaciones domésticas es para ACS, para calefacción mediante la colocación de un colector o panel solar expuesto al sol en terrazas o tejados, a través del cual circula el agua que se calienta para posteriormente llevarla a un depósito de almacenaje desde el cual se envía bajo control de una pequeña unidad a través de la instalación doméstica para nuestro suministro. También la podemos aprovechar para refrigeración mediante el uso de máquinas de absorción, las cuales a través del calor producen frío para aire acondicionado. Otra posibilidad es conseguir con el calor, movimiento mecánico, el cual a su vez se emplea para producir electricidad mediante un  generador y así abastecer la red (en energía solar térmica) o transformando directamente la radia­ción solar en energía en energía eléctrica mediante las células fotovoltaicas eléctricas (en energía fotovoltáica).

Además se combina perfectamente con instalaciones de aerotermia